¡Hemos vuelto y venimos con sorpresa!

segundo-embarazoHemos vuelto y, como ya avisé en Facebook, lo vamos a hacer a lo grande, con una sorpresa de esas que no merece la pena esconder más: ¡¡estamos embarazados!! Sí, ¡otra vez! Adrián va a tener una hermanita, o eso es lo que nos dijeron en el Hospital en la ecografía de las 12 semanas. Aunque como conozco varios casos de equivocación manifiesta (véase el reciente caso de mi compi bloguera Idoia, de Y además mamá), yo todavía como que prefiero hablar del bebé, del bollito, de lahermanitaoelhermanitooloquesea así todo junto… hasta disipar cualquier duda. En fin, que ya está, que por fin lo puedo gritar a los cuatro vientos: ¡¡¡vamos a ser una familia de cuatro!!! Nos sumamos al babyboom de la madresfera que he ido siguiendo estos meses, mordiéndome la lengua y casi sin dar la enhorabuena a los progenitores por miedo a no contenerme y soltar la bomba antes de tiempo.

Aunque iré profundizando en distintos posts sobre el asunto, ahora mismo estoy de 15 semanas, o sea que salgo de cuentas a mediados de noviembre, y el embarazo está siendo totalmente distinto al de Adrián. Tanto a nivel físico como a nivel psicológico. Los síntomas durante los primeros meses fueron, para qué adornarlo con eufemismos, horribles. Descubrí lo que eran las NÁUSEAS así en mayúsculas y no las pequeñas molestias intestinales que tuve cuando llevaba dentro a mi niño bonito. Me pilló recién estrenada como autónoma, con un pico de trabajo de esos de no parar y en plena racha de despertares nocturnos, lo que complicó todo un poquito más y me hizo pensar en demasiadas ocasiones: ¿en qué berenjenal te has metido, Sara?

La pregunta todavía resuena en mis oídos una media de dos o tres veces al día, pero a veces se oye como más lejana. En parte tengo que darle las gracias al Cariban, esas pastillas que me han salvado la vida, y también a mi tripa, que va creciendo poco a poco y haciéndome asumir que muy pronto seré mamá otra vez y que a mi pequeño le quedan dos telediarios para convertirse en hermano mayor. Porque la percepción del tiempo también me ha cambiado. Con Adrián era como… madre mía todavía quedan cinco meses y medio de embarazo. Con el nuevo bebé es… ¡¡¡madre mía que SÓLO me quedan cinco meses y medio de embarazo!!! ¡Con todo lo que tengo que hacer, con todo lo que tengo que prever, con todo lo que tengo que organizar! Y ese es mi día a día. Con más agobios de los recomendamos y un embarazo mucho menos consciente, pero con ilusión y ganas de ser uno más en la familia.

Un abrazo

Imanes personalizados para el Día de la Madre

dav¡Hola, hola! ¿Qué tal habéis empezado la semana? Por aquí, a pesar de ser lunes y haber pasado una noche horribilis, estoy con muchas ganas de compartir con vosotr@s un regalín que me han hecho y que puede ser una magnífica opción para el Día de la Madre, que por si hay algún despistado por ahí… ¡es el próximo domingo! Pero que no cunda el pánico… ¡aún hay tiempo!

Hace una semanas contactaron conmigo desde Imprify, a los que ya conocía porque el año pasado colaboré con ellos para daros a conocer un álbum de fotos que cada vez que lo miro… ¡me trae unos recuerdos! Con esas fotos tan bonitas y esos mensajes que puedes incluir en cada página… ¡se me cae la baba con mi bebé! En esta ocasión, sin embargo, me decanté por otro de sus productos al que ya le había echado el ojo hace unos meses: unos imanes personalizados para la nevera que no sabéis el juego que están dando en casa.

La verdad es que me parece una idea genial poder tener tus fotos favoritas pegadas en el frigorífico porque, a diferencia de los álbumes o de las carpetas del ordenador, ¡las ves todos los días! Yo estoy encantada con ellos y Adrián también. Le hace mucha gracia tenernos a toda la familia repartida por la nevera y le ha cogido el gusto a pegarlos y despegarlos minuto sí, minuto también. ¡Y siguen funcionando! En fin, que ha sido todo un acierto y, como siempre pasa con Imprify, muy, muy fácil. Apto para todo tipo de tecnolerdos.

Os cuento un poco lo que tenéis que hacer para conseguirlos: podéis descargar la app en Google Play o en la App Store en función de vuestro dispositivo y, después, seguir unos pasos sencillísimos. Primero hay que elegir el tamaño de los imanes, que pueden ser de 7×7 cm (14 imanes) o de 9×9 cm (10 imanes). Después, elegir las fotos directamente desde el móvil. Es importante que tengáis en cuenta la calidad de las mismas para que no salgan pixeladas, aunque como ya os conté la otra vez… hay un truco. Si quieres utilizar las fotos de tu cámara, normalmente con más calidad que las del móvil, puedes guardarlas en Dropbox y acceder con ellas desde la app de Imprify. Así de fácil.

Una vez seleccionadas las imágenes, te muestra una vista previa de las mismas para que puedas recortarlas o ajustarlas individualmente. Cuando estén a tu gusto, toca rellenar tus datos, con la dirección donde quieres que te lo envíen y el precio a pagar. ¡OJO! Si queires ahorrarte un dinerillo, en este paso deberás introducir este código AE6E29, con el que pagarás un 20% menos. ¡Está activo hasta el 14 de mayo!

Y en muy poquitos días… ¡a disfrutar! No me digáis que no es fácil y no es un regalo resultón para las mamás.

RECUERDA: consigue un 20% de descuento con el código AE6E29.

Regalos personalizados para mamá

¡Qué poquito queda para el Día de la Madre! La verdad es que, aunque haya grandes superficies que aprovechen el tirón para vendernos de todo, para mí es un día muy especial. Recuerdo que, estando embarazada de Adrián, Elpadredelacriatura me preparó una hoja normal y corriente, con unos piececitos en color morado y un texto que ponía “ya te quiero mamá”. ¡Ya veis que cosa más fácil! Pues yo casi inundo la casa con las lágrimas de la emoción. Y es que a mí, perdonad que os diga, los bolsos, los zapatos y las colonias en este día… como que no. A mí me gustan las cosas sentimentales, sobre todo las manualidades y las fotos.

¡Me encantan las fotos! ¡Qué le voy a hacer! Y hoy en día hay tantas propuestas originales para guardar un recuerdo increíble con ellas que… no lo he podido evitar: me he vuelto fan de los regalos personalizados. Por eso, cuando contactaron conmigo desde la empresa que gestiona Fotolienzo y Tazas con Foto me puse muy contenta por tener la oportunidad de probar algunos de sus productos (otra vez, porque ya recibí un puzzle personalizado de madera precioso el año pasado). Concretamente, yo os voy a hablar de una taza súper molona, que puedes personalizar a tu gusto, y que ellos me enviaron con la cabecera del blog por fuera y pintada de rosa por dentro. Para mí es súper emocionante tener algo corporativo del blog y, la verdad, se ha convertido en mi taza favorita desde entonces, por delante incluso de algunas de Mr Wonderful que eran para mí lo más.

dav

Si la mamá en cuestión tiene un blog, seguro que agradece un detalle de este tipo (y seguro que no se lo espera) y si no… como es 100% personalizable podéis incluir una foto de vuestro(s) hijo(s) o de toda la familia, o también un mensaje de esos que nos emocionan a las madres modernas. Lo más original es que también podéis elegir a vuestro gusto el color de dentro de la taza e, incluso, el material: las hay de acero, de cerámica, fluorescente, mágica… Dicen que tardan entre tres o cuatro días en llegar, pero a mí me llegó incluso antes. Eso sí, si queréis llegar a tiempo para el domingo 1 de mayo no os durmáis en los laureles… ¡y pedirla ya!

El segundo producto que me enviaron y que me requetechifla todavía más, si cabe, es un cuadro de aluminio que yo no tenía ni idea de que existían, pero que son una verdadera maravilla. Lo puedes pedir en Fotolienzo, en el tamaño que quieras, y personalizar con la foto que más te guste. Después, puedes ver una vista previa del resultado y elegir el acabado, brillo o mate. Yo pedí brillo y los colores son una pasada, aunque ya sabéis que estas cosas van en gusto. Me acaban de chivar que si el pedido lo hacéis hoy, día 21 de abril, tenéis un 35% de descuento y el envío gratis.

Vamos, que vais a quedar como reyes y encima sin pasaros de presupuesto. Además, si esto no os termina de convencer… seguro que encontráis una propuesta original que se adapte a las necesidades de la mami en cuestión porque esta empresa hace otros regalos personalizados, como cuentos infantiles personalizados o fotolibros, entre otras cosas.

Y sin más… ¡me despido! Que he dejado a medias un té en esa taza maravillosa y no quiero que se me enfríe. Os traeré más propuestas de regalos chulos y baratos mañana.

¡Un abrazo!