8

Dos años después… ¡dormimos mejor!

Fuente: Google Images.

Llevo varias semanas detrás de escribir este post, pero había algo que me echaba para atrás a la hora de redactarlo y, por eso, todavía no había visto la luz. Básicamente, se podría decir que tenía (y tengo) miedo a contároslo y que se rompa la magia. Porque esto es MAGIA y de la buena. ¡Qué digo de la buena: de la buenísima! De ésa que te gusta tanto que te da igual si tiene truco o no. No, bromas aparte: no es magia. Es una cuestión evolutiva que, en nuestro caso, ha tardado 24 meses en llegar. Pero que (según parece) ha llegado.

Me refiero al sueño de Adrián, que en los últimos meses se ha ido normalizando hasta que antes de ayer, día 19 de septiembre de 2016, nos regaló su primera noche del tirón. Después de 24 meses y 17 días, aguantó una noche entera sin despertarse. Todo un hito para nosotros, que las hemos pasado canutas con este tema. Quien haya pasado por algo parecido me entenderá, quien no quizá piense que exagero.

¿Qué hemos hecho para conseguir este cambio? Pues absolutamente nada. Dejar pasar el tiempo y, si me apuráis, perder la fe. Si me hubierais preguntado hace unos meses por el tema, os hubiera dicho con pleno convencimiento que los cuatro y cinco despertares iban para largo. Entendiendo por largo muchos meses o, incluso, años. Después de los diez-doce del año pasado, tampoco estaba tan mal, ¿no? Pero, con la llegada del verano, algo hizo clic en la cabeza de mi pequeño y, poco a poco, empezó a despertarse menos. Al principio tres veces, luego dos y, desde hace un par de semanas, algunas noches sólo se ha despertado en una ocasión, generalmente para pedir agua y volver a dormirse rápidamente. También tiene sus días malos, claro, pero no son la norma como hace algún tiempo. Y, con eso, me conformo. No aspiro a que se convierta en una marmota de la noche a la mañana. No hace falta, aunque estaría bien :)

La verdad, estoy muy feliz. El descanso de Adrián es un tema que nos ha traído muchos quebraderos de cabeza en estos dos años. No sólo por nosotros, que os aseguro que el hecho de no descansar correctamente día tras día pasa factura a todos los niveles, sino por él. En la guardería me decían que llegaba muy justo de sueño a la hora de comer y que en el patio a veces se le veía muy cansado. No os imagináis la impotencia y la culpabilidad que sientes cuando, a pesar de acostarle muy pronto, ves que no está al 100%. Y lo hemos intentado todo, excepto métodos tipo Estivill que ya sabéis que no me gustan: colecho, cuna en nuestra habitación, cuna en la suya, colchoneta… Al final, lo que mejor nos ha ido ha sido quitar la barandilla y unir la cuna a nuestra cama para ampliar el espacio a la hora de dormir. Aunque, sinceramente, no creo que tenga que ver con la mejoría del sueño. Eso, como digo, llega cuando tiene que llegar.

¡Un abrazo!

Dos Rayitas

Periodista y bimadre primeriza que comparte sus in-experiencias en el mundo de la maternidad y la crianza con apego.

8 Comments

  1. Pues mira, exactamente igual que nosotros, fue allá por los 2 años y medio aproximadamente cuando nos tocó la lotería…madre mía, qué felicidad!!
    Y como en vuestro caso, no hicimos absolutamente nada y seguimos sin hacerlo y duerme de maravilla.
    Enhorabuena y a disfrutarlo ;)

  2. Mi bichilla ha empezado a dormir del tirón durante las vacaciones de verano y ahora ¡parece que es lo normal! Antes de esto, alguna noche había tenido de sueño profundo de higos a brevas, pero no se ha convertido en lo habitual hasta ahora. La verdad es que tras más de 2 años y medio de desvelos (y eso que hacía meses que como mucho sólo tenía un despertar nocturno) se agradece llegar a la mañana después de haber descansado sin interrupciones.

    • Jaja y ahora que empiezan a dormir… nos metemos en tener otro bebé… te digo yo que somos masocas jaja. Yo por un lado creo que, por estadística, me toca el niño que se duerme del tirón desde el mes, pero la verdad es que llevo todo el embarazo durmiendo muy mal y creo que la madre naturaleza es sabia y nos prepara para el futuro. ¡Que Dios nos pille confesadas! Besos

  3. Felicidades!!! es un gran paso!! la peque duerme casi del tirón toda la noche. Excepto cuando está malita, que mami y la teti son demasiado para ella y tiene que estar bien pegada y se despierta cada dos por tres. En días normales, de 9 a 7.30 se queda bien frita y duerme del tirón. Alguna noche, durante el verano, se ha despertado por sed y ha pedido agua. Pero una vez en toda la noche, también es un logro! :)

    • ¡¡Qué bien!! Cuánto me alegro :) Nosotros lo de las noches del tirón todavía no lo hemos estabilizado, ya te digo que llevamos solo una en toda su vida, pero… un despertar está chupado!!! Besos y gracias por comentar :)

  4. Me alegro mucho, porque se pasa mal al dormir mal. Pero como dices, esto termina. Mis hijos entorno a los dos-tres años ya duermen bien. Cada uno tiene su ritmo, tampoco hay que comparar no fijarse en otros niños.

    Por cierto, tengo un sorteo por si te interesa.

    Un abrazo

    • La verdad es que comparar es lo peor, pero a veces es inevitable… Cuando los niños alrededor van durmiendo mejor y el tuyo va a peor… te entran un montón de dudas, sobre todo porque mucha gente tiende como a culparte de que duerma así porque no quieres dejarle llorar, le metes en la cama, etc. Pero, bueno, una etapa bastante cerrada. A ver qué tal duerme el que viene en camino :) Ahora me paso a ver ese sorteito :) Gracias por comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *