2

Hamburguesas de garbanzos y verduras (sin huevo)

¡Hoy os traigo una recetita de hamburguesas de garbanzos y verduras! Rica, rica, sana y encima apta para niños alérgicos a la proteína de la leche de vaca y al huevo. La he descubierto gracias a un libro de cocina que, como os contaba el otro día por el stories de Instagram, me está ayudando mucho para renovar mis menús semanales y cocinar las verduras de una forma un poco especial para las cenas. Por si no me visteis en directo, os cuento por aquí: el libro en cuestión se llama ‘Superalimentos para una vida sana’ y es de la editorial DK. La primera vez que lo vi fue en un vídeo de Balamoda, cuesta menos de 20 euros y es súper útil porque incluye información de cada alimento, curiosidades sobre sus cultivos e ideas para cocinarlos de una manera distinta a la que estamos acostumbrados.

La verdad es que estoy muy contenta con la compra, me gusta todo de él, excepto el título. Quienes me sigáis un poquito sabréis que no puedo con la moda de los superalimentos, así que a priori esa palabra me genera desconfianza. Pero, en este caso, aunque también habla de las propieades de la espirulina o el té verde en polvo, se centra sobre todo en alimentos normales y corrientes, como el ajo, la calabaza, la zanahoria o el brócoli. Superalimentos también, pero con menos marketing, ya se sabe. Y sin más dilación… ¡vamos a por la receta de hamburguesas de garbanzos con verduras!

¿QUÉ NECESITAS?

  • Garbanzos cocidos (naturales o de bote)
  • Cualquier verdura que tengas por casa (las que ves en la foto llevan pimiento, calabacín, tomate y cebolla)
  • Pan rallado
  • Curcuma
  • Sal al gusto

¿CÓMO LO HACES?

  1. Si quieres utilizar garbanzos naturales, que son más sanos y más económicos que los de bote, tienes que ponerlos en remojo el día anterior para que se ablanden y cocerlos en la olla rápida unos 40 minutos para que queden muy blanditos. Deja que se atemperen y mételos en la nevera hasta que vayas a utilizarlos.
  2. Corta las verduras en trocitos pequeños y sofríelas con un chorrito de aceite de oliva. Añade sal al gusto y una pizca de curcuma para que coja sabor y color. Cuando estén listas, apártalas en un plato y retira el exceso de aceite con un papel de cocina.
  3. Con un robot de cocina, una picadora o una batidora, tritura ligeramente los garbanzos. No te pases de intensidad porque la idea es que quede una masa espesa y manejable.
  4. Mézclalos con las verduras y añade pan rallado hasta que tenga la consistencia adecuada para hacer las hamburguesas. Si dejas reposar la mezcla en la nevera, se maneja todo mejor,
  5. Haz bolas con la masa y fríelas en una sartén con un poquito de aceite.

¿Has visto qué fácil? Puedes comerlas tal cual o dentro de un pan de hamburguesa, si lo prefieres. Para mí han sido todo un descubrimiento porque quizá las legumbres sean uno de los alimentos que más me cuesta introducir, sobre todo en las cenas. Más adelante compartiré también con vosotros otras hamburguesas vegetales muy ricas y saludables, hechas con brócoli, zanahoria y patata, que descubrí gracias a Virginia, de Mi vida de color azul.

Os dejo por aquí el enlace a Amazon por si queréis comprar el libro e innovar con las verduras en casa.

Un abrazo 🙂

Dos Rayitas

Periodista y bimadre primeriza que comparte sus in-experiencias en el mundo de la maternidad y la crianza con apego.

2 Comments

  1. Ayyyy no sabes lo que te agradezco que me apañes las cenas…¡qué pereza con ellas! Además a mi marido le ha dado ahora por los garbanzos y hace un montón de recetas con ellos. Le voy a pasar esta receta para que la haga esta noche para cenar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *