4

¡Seis horas de viaje con un bebé!

¡Pues sí! ¡Ya ha llegado el día! ¡Nos vamos a la playa! De hecho, cuando se publique este post estaremos de viaje, esperemos que con el peque dormidito y con la radio de toda la vida de fondo. O sea sin cantajuegos a la vista, aunque sea un par de horitas.

Como os podéis imaginar, los viajes largos con un bebé cambian. O por lo menos en nuestra casa la llegada de A nos ha hecho modificar parte de la estrategia. De momento, hemos madrugado más que nunca. Primero porque queremos que vaya durmiendo el mayor tiempo posible y, después, porque con el caloret que está haciendo preferimos evitar las horas más conflictivas y hacer parte del viaje con más fresquito. Además, hemos cogido un hotel con pensión completa y nuestra idea inicial es llegar antes de la comida.

Lo de coger régimen de pensión completa no nos parecía estrictamente necesario con un bebé tan pequeño (más mayorcitos creo que es recomendable), pero finalmente optamos por ello por pura comodidad. Y porque económicamente merecía la pena, la verdad.

En cuanto a la carga del coche pensaba que iba a ser peor. A pesar de llevar piscina, flotador, juguetitos, pañales y un armario entero con ropa de verano, invierno y entretiempo, no parece que vayamos a cruzar el estrecho. Y es que el equipaje de EPDLC y el mío son mínimos. Lo justo y necesario. Poco más. ¿Zapatos de tacón bajo, de tacón alto, sandalias muy abiertas y unas zapatillas por si echamos un partido de tenis? Eso se acabó: unas chanclas finitas (y porque no las han inventado plegables, creo) y unas sandalias planas serán mis fieles aliadas. Con la ropa, parecido. Y de lo de llevar cuatro libros, el quiz y un par de revistas… ni hablamos.

En fin, que antes de llegar a nuestro destino ya hemos notado muchos cambios. Y me da que a la vuelta os podré contar muchos más. De momento, os pregunto a vosotr@s: ¿Cómo han cambiado vuestras vacaciones desde que tenéis niños? ¿Echáis alguna cosita de menos?

Un abrazo

Pd. Aunque nos vamos de vacaciones el blog permanecerá medio abierto. Eso sí, si tardo un poquito en contestar no me lo tengáis en cuenta. Estaré en una tumbona torrándome al sol. Ah no, que eso ya no toca.

Dos Rayitas

Periodista y bimadre primeriza que comparte sus in-experiencias en el mundo de la maternidad y la crianza con apego.

4 Comments

  1. Jajajajjajaja hija qué eficaz!!! en pleno viaje y ya contándonoslo!!

    Mis vacaciones de ahora no tienen nada que ver con las de antes, antes íbamos al otro lado del mundo playa!!?? ni hablar, odíabamos la playa y hora por solo verle como disfruta es nuestro destino favorito.

    En cuanto a la ropa igual que vosotros, para UPMF y yo prácticamente lo puesto, el resto para él…de todo, no vaya a ser que de repente entremos en la última glaciación!!!

    Disfrutad mucho y ya nos cuentas!!!

  2. Que pasen muy bien las vacaciones!!! Nosotros hacemos viajecitos de ese estilo para ir a Tarragona a ver a mi padre y la tablet con dibujos es la salvación!! jaja

  3. ¡Qué paséis buenas vacaciones! Las nuestras no han variado mucho, es cierto que de momento no hemos vuelto a salir al extranjero pero por lo demás seguimos escapándonos a los mismos lugares. Eso sí, ahora el coche es cochecasa por aquello de que me llevo media habitación del peque. Un besazo y disfrutar mucho

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *