2

¿Un bizcocho de ‘chocolate’ sin chocolate, ni leche, ni huevos?

bizcocho-para-alérgicosNo, no es que a Adrián le hayan diagnosticado también alergia al chocolate. Es que, por un lado, la mayoría de los chocolates llevan trazas de leche y, por otro, ya sabéis que uno de mis propósitos para lo que resta de vida bloguera es ayudar a TODOS los niños alérgicos e intolerantes (y a sus padres) y promover la idea de que #losalergicostambiéncomendulce. [Si quieres ayudarme, puedes compartir esta receta o la del helado de platano sin leche y sin huevo en Twitter con ese hashtag.]

El caso es que hace unos meses una amiga mía me pasó una receta de un pastel que parece y sabe a chocolate, pero que no lleva chocolate. Por supuesto, tampoco lleva leche de vaca, ni huevo, prohibidos en la dieta de Adrián desde hace ya bastantes meses. ¿El ingrediente secreto? La harina de algarroba. Es súper fácil de conseguir (en cualquier herbolario la tienen), no demasiado cara (1,80 el paquete) y bastante más sana que el chocolate. ¿Y sabe a chocolate? Pues sí, aunque tiene un toque más suave y, por tanto, resulta menos empalagosa. En todo caso, una gran alternativa para los alérgicos y para los que quieran reducir el consumo de cacao.

A nosotros nos gustó tanto que fue una de las tartas que preparé en el primer cumpleaños de mi pequeño y, desde entonces, la hemos hecho unas cuantas veces más. El resultado es siempre el mismo: delicioso. Y sin más preámbulos… ¡os dejo con la receta, cortesía de mi amiga Patri!

Ingredientes

150 g harina de trigo (los celíacos pueden sustituirla por otra)
120 g azúcar moreno (mi amiga asegura que sale más rica si es de panela, pero aviso de que es bastante más cara)
30 g harina de algarroba
1 cucharada de levadura química (la de Hacendado no lleva ni trazas de leche, ni de huevo)
1 pizca de sal
250 ml leche de soja (o cualquier otra bebida vegetal)
1 cucharadita de esencia de vainilla
80 ml de aceite de girasol
1 cucharadita de vinagre de manzana

Procedimiento

Precalentar el horno 180 grados
Mezclar la harina de trigo, con la de algarroba y el azúcar.
Añadir la levadura, la sal y remover.
Incluir la leche, el aceite y la vainilla.
Se bate todo y, por ultimo, añadimos el vinagre.[Si tenéis un robot de cocina podéis mezclar todos los ingredientes directamente en el recipiente con las varillas o el elemento mezclador a buena velocidad. Después añadir el vinagre y remover de nuevo].
Engrasamos el molde con aceite.
Al horno unos 25-30 minutos, aunque como cada horno es un mundo conviene meter un palito y cuando salga seco es que el bizcocho ya está hecho.

¡Y a comer!

¿Os ha gustado la receta? ¿Me ayudáis a difundirla en Twitter utilizando el hashtag #losalergicostambiéncomendulce? ¡Gracias y feliz fin de semana!

Un abrazo

Dos Rayitas

Periodista y bimadre primeriza que comparte sus in-experiencias en el mundo de la maternidad y la crianza con apego.

2 Comments

  1. Hola, hace unos minutos saqué del horno el bizcocho. No me ha quedado tan esponjoso como el tuyo, pero de sabor ha quedado rico. Tal vez le pondría un poco más de esencia de vainilla. El sabor de la algarroba, como mencionas, es más suave que el chocolate. Mañana comeré un trozo en el desayuno con un capuchino. Saludos y muchas gracias por compartir la receta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *