Y finalmente… ¡otro niño!

esunninoPues sí, ya parece que no hay dudas: ¡es otro niño! En el post en el que os anunciaba mi embarazo os contaba que en la ecografía de las 12 semanas nos dijeron que parecía una niña claramente, pero no debía estar tan claro porque en la de las 20 nos lo cambiaron de sexo 🙂 Así, de sopetón. ¿Os dijimos niña? Ups, pues por lo que yo estoy viendo aquí va a ser que no… Es un niño… ¡y bien dotado!

Si me seguís habitualmente sabréis que, desde el principio, no le hice mucho caso a lo de que parecía niña. Ya os dije que siempre hablaba de hermanito/a, bebé y cosas así. Era como si, en el fondo, supiera que iba a ser otro chico. Conozco a alguna mamá que llevó muy mal el cambio de chip porque ya se había hecho a la idea o porque le hacía mucha ilusión tener una niña en casa. Reconozco que no fue mi caso: en este embarazo me daba bastante igual el sexo del bebé. De hecho, le veo bastantes ventajas a que sea otro niño, aunque mucha gente no comparte mi opinión y cuando les doy la buena nueva casi me dan el pésame por traer dos varones al mundo. Al principio os confieso que me cabreaba un montón con este tema, ahora me río abiertamente porque, seamos sinceros, ¡es una chorrada!

Nosotros estamos muy contentos y sólo tenemos ganas de que llegue ese día en el que veremos la carita a nuestro pequeñín que, por cierto, ya tiene nombre: ¡Leo! Lo ha elegido Elpadredelacriatura, con el beneplácito de la Madredelacriatura, claro. Y cada vez que lo decimos nos gusta más. La verdad es que ya no nos queda nada para ser bipadres: estoy a punto de cumplir 26 semanas, por lo que en breve empezaré el tercer trimestre. ¡Tres meses! ¡Es muy poco tiempo! Y tanto a la vez… Ay… ¡qué ganas de caos! 😀

¿Y vosotr@s? ¿Qué tal lleváis el verano?

3 comentarios en “Y finalmente… ¡otro niño!

  1. Claro que sí, qué más da el sexo!? la gente es que es muy pesada y nada les viene bien argggg. Felicidades por ese chico precioso que vas a tener y por el que ya tienes…sois una familia preciosa!!! Ah y me gusta Leo jejej

Deja un comentario